¿Quién es Una Motera Cualquiera?
Una motera cualquiera

¿Quién es Una Motera Cualquiera?

Mi nombre es Esther, más conocida en redes como Arakigsx. Soy de Ciudad Real, ¡¡de la capi!! ¿Mi edad? No es relevante… Soy una mancheguita que en 2010 decidió buscarse la vida por Madrid. Desde entonces he trabajado mucho para conseguir cumplir mi sueño. Ese que empezó antes de venir, cuando me saqué el carnet de moto y que por fin se cumplió el 13 de Junio de 2018 cuando me compré a Mi Chikitina. Mi Honda CB500F. Más bonita que todas las cosas.

Motos desde bien pequeñita

Yo de pequeña en una moto de la feria
Yo de pequeña en una moto de la feria

Desde que era bien pequeñita, estuve ligada al mundo del motor. Mi tía Leo (hermana de mi madre) fue la primera mujer en sacarse el carnet de moto en Ciudad Real. Cada vez que la veía subida en su Honda CBR600F me moría de la envidia… Así que por mis manos pasaron mogollón de scooters:

La primera, una Yamaha Axis, comprada al dueño del chino de debajo de mi casa. Tenía un peligro esa moto que no era normal… Así pasó, que la vendimos.

Luego tuve una Yamaha Aerox La heredé de mi hermano mayor y no estaba muy bien cuidada así que, dos meses la tuve y estuvo uno en el taller…

Y por fin estrené moto. Una Peugeot Speedfight II X-Race. Tardé más en aprenderme el nombre que en hacerle el rodaje. Era naranja butano y azul, rollo las KTM de ahora y daba el cante un montón.

Mi primera moto de Marchas

Cuando cumplí los 18 y me saqué el carnet de coche, mis padres decidieron que era mejor que esa moto se convirtiera en un abrigo para mi madre, así que la vendieron. Eso sí, el abrigo precioso y sigue estando como el primer día.

Un par de años más tarde, quería aprender a llevar una moto de marchas. Así que le «alquilé» una Aprilia RS de 50 a mi mejor amigo. Y digo que se la alquilé porque mi idea era comprársela a plazos, le pagué 2, me la quedé un año y luego se la devolví… Pero disfruté un montón y se la cuidé mucho.

Aprilia RS 50
Aprilia RS 50

CUMPLIENDO SUEÑOS

Mi Chikitina
El día que compré la moto al llegar a casa

Y bueno, luego me vine a Madrid y entre el alquiler, la letra del coche, comer, vivir… Pues me ha costado años decidirme a cumplir mi sueñecito.

Hasta que el 13 de junio de 2018 el señor Mariano me sacó un folio y me vendió la moto. Literal. Y creo que desde entonces no he podido ser más feliz. 32.000km tienen la culpa. Y viajes a Asturias, Aragón, Jerez, Córdoba, Ciudad Real… 

Y la cantidad de gente molona que he conocido desde entonces… Pero eso es algo de lo que os hablaré otro día. Pero bueno, ahora que ya sabéis un poquito más sobre mí… ¿Os apetece conocer las aventuras de una motera cualquiera?

DALE AL PLAY

Sí, algunos de mis posts son accesibles y no solo puedes leerlos, puedes escucharlos.
1+

Deja una respuesta