Prueba Suzuki GSX 8S

Prueba Suzuki GSX-8S: rompiendo esquemas

  • Categoría de la entrada:Pruebas de Motos
  • Tiempo de lectura:11 minutos de lectura

Hoy os traigo la prueba de la Suzuki GSX-8S, la naked de Suzuki para el A2 que viene para competir con motos como la Honda Hornet 750 o la Yamaha MT-07.

Si hay algo que me gusta de las motos naked es que son muy versátiles y se adaptan a cualquier situación. Ya sea para ir al trabajo, para hacer una escapada de fin de semana o para disfrutar de unas curvas, una naked siempre te ofrece diversión y comodidad. Por eso, cuando me enteré de que Suzuki había lanzado la GSX-8S, una nueva naked limitable para el carnet A2, no pude resistirme a probarla.

Motor de la nueva Suzuki GSX-8S

Prueba Suzuki GSX 8S

La Suzuki GSX-8S es una moto que se sitúa entre la SV650 y la GSX-S950, ambas de cuatro cilindros. Sin embargo, la GSX-8S tiene un motor bicilíndrico en paralelo de 776 cc, que comparte con su hermana trail, la V-Strom 800DE. Este motor tiene una potencia de 83 CV a 8.500 rpm y un par máximo de 78 Nm a 6.800 rpm, lo que le da un buen equilibrio entre suavidad y prestaciones. Y sí, es limitable para el carnet A2.

El motor de la GSX-8S es una maravilla. Sin duda, Suzuki ha hecho un gran trabajo con este modelo. Tiene un sonido grave y ronco, que se acentúa al subir de vueltas, aunque de serie es muy suave, no nos vamos a negar. Pero he de admitir que su motor tiene mucha fuerza desde abajo y una buena estirada hasta las 10.000 rpm. Se puede circular tranquilamente en marchas largas, aprovechando el par, o jugar con el cambio rápido, que funciona de maravilla tanto para subir como para bajar de marcha. El embrague es muy suave y tiene un sistema antirrebote, que evita que la rueda trasera se bloquee al reducir bruscamente.

Parte ciclo de la GSX-8S

Prueba Suzuki GSX 8S

La Suzuki GSX-8S  viene con una parte ciclo muy equilibrada. Su chasis, de acero, le da una buena estabilidad y una gran agilidad. Las suspensiones, firmadas por KYB, son de una gran calidad. En el tren delantero monta una horquilla invertida con 130 mm de recorrido mientras que en el trasero disponemos de un monoamortiguador regulable en precarga.

Le toca el turno a los frenos, firmados por Nissin. En el tren delantero monta un doble disco de 310 mm, con pinzas radiales de cuatro pistones. Mientras que en el tren trasero monta un disco de 240 mm mordido por un pistón. Obviamente el ABS no podía faltar para una frenada de lo más precisa. 

Tecnología e instrumentación de la Suzuki GSX-8S

Prueba Suzuki GSX 8S

La Suzuki GSX-8S viene equipada con una buena dosis de tecnología, una gran evolución con respecto a la antigua predecesora tetracilíndrica, la GSX 750 S. Tiene un acelerador electrónico que permite elegir entre tres modos de potencia, que cambian la respuesta del motor al abrir gas. También tiene un control de tracción con tres niveles de intervención y que se puede desconectar. Y lo mejor de todo es que tiene un sistema de cambio rápido bidireccional, que permite subir y bajar de marcha sin usar el embrague. ¡PUEDES CAMBIAR LAS MARCHAS A CAPÓN! Jajajaja. Lo siento pero es que de siempre me ha costado muchísimo probare este tipo de cambio porque no concibo cambiar sin embragar pero… ¡Es una gozada! ¡Y es muy útil! 

La instrumentación de la GSX-8S es una pantalla digital TFT de 5 pulgadas, que tiene una buena visibilidad y mucha información. Se puede cambiar el color de fondo entre blanco y negro, según la hora del día. Además, tiene un puerto USB debajo del asiento, para cargar el móvil o conectar un navegador.

Prueba Suzuki GSX 8S

Pero espera, que he pasado muy por encima por los mapas de potencia… Y es que son muy útiles para adaptar la moto a las condiciones del asfalto o al estado de ánimo del piloto. Desde el más deportivo al más suave, perfecto para novatos o días de lluvia.

En cuanto al control de tracción también se puede ajustar según las preferencias o las necesidades de cada uno. El nivel 1 es el que menos interviene y el que permite más deslizamiento de la rueda trasera. El nivel 2 es el más equilibrado y el que ofrece una buena seguridad sin restar diversión. El nivel 3 es el más intrusivo y el que evita cualquier pérdida de adherencia. También existe la opción de desconectarlo, que ya sabemos que a algunos les gusta liarla :P.

Estética de la Suzuki GSX-8S, relación "Amor/Odio"

Prueba Suzuki GSX 8S

Si algo llama la atención de la nueva Suzuki GSX-8S es su estética. Su aspecto deportivo rompe con su llamativo faro LED delantero; culpable del sentimiento de «amor/odio» que tienen los usuarios con este modelo. Y es que o lo odias o lo amas.  Su estética se parece mucho a la de su hermana mayor, la GSX-S1000, pero con un tamaño más compacto y manejable. El asiento está a 810 mm del suelo, lo que facilita el acceso a los pilotos de menor estatura, y el depósito tiene una capacidad de 15 litros, suficiente para una buena autonomía.

¿Cómo va la Suzuki GSX-8S?

Prueba Suzuki GSX 8S

Después de repasar todas las características de la GSX-8S, llega el momento de subirse a ella y comprobar cómo se comporta en la carretera. Lo primero que me llama la atención es lo cómoda que es. La posición de conducción es erguida y natural, con un manillar ancho y unas estriberas no muy altas. El asiento es mullido y amplio, y el pasajero también tiene un buen espacio y unas asas para agarrarse. Aunque no os voy a engañar, esto no lo he probado… La moto se siente ligera y fácil de mover, con un peso de 202 kg en orden de marcha.

La GSX-8S se mueve con soltura. En ciudad, es ágil y manejable, y se filtra bien entre el tráfico. En autopista, es estable y cómoda. En carreteras secundarias, es divertida y precisa, y se puede trazar con facilidad y confianza. Las suspensiones, aunque un poco duras para mi gusto, absorben de manera eficiente las irregularidades del asfalto. Los frenos son potentes y progresivos, y transmiten mucha seguridad.

Precio de la Suzuki GSX-8S

Prueba Suzuki GSX 8S

En definitiva, la GSX-8S es una moto que me ha sorprendido gratamente. Es una naked muy completa y polivalente, que se adapta a cualquier situación y a cualquier tipo de piloto. Tiene un motor bicilíndrico con mucho carácter y prestaciones, una parte ciclo equilibrada y eficaz, y una buena dotación de tecnología y equipamiento. Además, tiene un precio muy competitivo, de 8.899 euros, que se queda en 8.299 euros con la promoción actual. Sin duda, una moto que hay que tener en cuenta si se busca una naked limitable para el carnet A2, o incluso para el carnet A, ya que se puede deslimitar fácilmente. La GSX-8S es una moto que ofrece infinitas posibilidades y, sobre todo, infinita diversión.

¿Todavía tienes dudas? Pásate por mi sección «Pruebas de motos» que seguro que alguna te mola… 

Y por cierto… ¡estás tardando en seguirme en mi Instagram, que publico contenido súper guay! 23.000 personas no pueden estar equivocadas 😛

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.